¡Con lucha si se puede!

Hace unos días conocíamos por parte de la propia Susana Guerrero la noticia de que el Juzgado de Talavera de la Reina había desestimado la denuncia que le había puesto su maltratador, defendido por la Fiscalía, en la que acusaba a Susana de haberle puesto una denuncia falsa cuando ella le denunció ante los tribunales por abusar sexualmente de la hija de ambos.

El caso de Susana Guerrero es uno de los casos de violencia machista y pedófila más sangrantes de los últimos años en el que la justicia sigue mirando para otro lado. Susana fue víctima de la violencia machista y pedófila desde los 13 a los 17 años, cuando se quedó embarazada de su agresor. Después de un calvario consiguió denunciarle y que fuera condenado por violencia de género en 2008. Sin embargo, esta condena no le impedía ver a la hija de ambos de la que también ha abusado sexualmente. La Justicia machista de este país en lugar de poner fin a esto y quitarle cualquier tipo de contacto con la niña, a quién sentó en el banquillo fue a Susana acusándola de denuncia falsa y de incumplir el régimen de visitas impidiéndole ver a su hijas. ¡Así es como funciona la justicia bajo el capitalismo, convirtiendo a los verdugos en víctimas y a las víctimas en verdugos!

Por eso esta sentencia no es solo una gran noticia para Susana y su hija Nayara, sino también para todas las jóvenes y trabajadoras que sufrimos la opresión, el maltrato y la violencia que este sistema capitalista nos impone. La victoria de Susana marca un precedente de que sí se puede. Deja claro ante la justicia machista de este país y ante las miles de luchadoras que luchamos contra la lacra de la violencia machista y la pedofilia que cuando luchamos juntas y nos movilizamos, podemos ganar.

Vee aquí el vídeo donde Susana explica esta victoria

Volver