¡Fuera Méndez Naya de la Universidad!

De forma vergonzosa, la USC ha anunciado que no puede sancionar a Méndez Naya, el profesor de la universidad que subió un vídeo a Facebook defendiendo a la Manada y poniendo en tela de juicio a la víctima.

El argumento que han dado para dejarle seguir dando clases con total impunidad, ha sido que estas declaraciones machistas y repugnantes las realizó en el ámbito privado y, por lo tanto, la universidad no puede actuar. Según la USC puedes ser machista, homófobo, xenófobo, acosador o violento siempre y cuando ejerzas como tal fuera del edificio. Como si esas ideologías fuesen como los abrigos, que te los quitas al entrar y te los pones al salir.

Este individuo no puede seguir dando clase en nuestras aulas ni un minuto más. Es un auténtico peligro. Sin ir más lejos, el año pasado propinó dos puñetazos y una patada a un usuario del Centro Deportivo del que era socio. La víctima formalizó una denuncia por agresión y el gimnasio, a diferencia de la USC, decretó la expulsión inmediata de Méndez Naya sin necesidad de esperar a que la Fiscalía o un Juzgado le aclarase que, efectivamente, dos puñetazos y una patada son una agresión.

De hecho el Correo Gallego publicó recientemente que la USC ha recibido otra queja contra Méndez Naya, en esta ocasión de una trabajadora de la limpieza a la que “presuntamente” insultó y zarandeó conminándola a salir de su despacho, sin más respuesta por parte de la Universidad que la de “estudiar si ese comportamiento es o no sancionable”.

Pero esto no es todo, porque mientras que el rectorado de la USC ampara la violencia machista otorgando total impunidad a elementos como Méndez Naya, sí que encuentra razones para abrir un expediente a las alumnas que exigieron su inhabilitación amparándose en la “perturbación del orden y la disciplina académica” recogida en un Reglamento de 1954, una época en la que los valores democráticos con los que la USC dice tener un firme compromiso, brillaban por su ausencia.

La USC, igual que otras instituciones como la Justicia, la Administración, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o el Ejército, demuestran con cada actuación a qué intereses sirven realmente, y cómo contribuyen al mantenimiento de un sistema reaccionario, clasista y patriarcal. Y esto solo refuerza la idea de todas y todos los que hemos salido masivamente a las calles contra la sentencia de la Manada y su puesta en libertad, de que estas instituciones no nos sirven. Por eso sabemos que sólo con la organización y la unidad en lucha en las calles podemos defendernos. Y eso haremos en la USC, exigiendo la inhabilitación de Méndez Naya a comienzo de curso porque no vamos a permitir que la USC ni ninguna universidad pública ampare la violencia machista.

¡Basta de violencia machista en la Universidad!

Volver