El pasado jueves, 14 de Septiembre, cientos de personas participamos en una concentración convocada en la Facultad de Psicología y Logopedia en Oviedo, en la que nos unimos para alzar nuestras voces en forma de protesta y denuncia por el acoso que llevan recibiendo alumnas de la Facultad de Psicología desde hace más de cuatro años por parte de un profesor de la Universidad.

Este profesor ha sido acusado de machista y acosador decir todo tipo de frases denigrantes y sexistas en las clases a sus alumnas: “¿Cómo tienes esta tarea mal? A que te violo”, “si no tienes novio no te preocupes, yo estoy aquí para lo que sea”, “a la revisión venid maquilladas y con escote”, entre otras barbaridades.

Según vamos conociendo los testimonios de varias alumnas se van conociendo más ejemplos, a cual más grave, de su comportamiento habitual en las aulas en las que imparte clase. Además de denigrar y acosar verbalmente, también las agarraba llegando incluso a besar a alguna en la frente.

A pesar de la gravedad y peligro que supone para sus alumnas tener contacto directo con una persona de estas características a diario, este individuo continúa dando clase y no ha sido alejado de la docencia. Cuenta con el amparo total del Rectorado que lejos de dar una solución efectiva y definitiva al caso, se lava las manos imponiendo sanciones ridículas (como la propuesta de suspensión durante seis meses que ha trascendido en los medios de comunicación) que ni siquiera están siendo cumplidas actualmente. ¡Esto nos hace sentirnos inseguras hasta en las aulas! ¡BASTA YA!

Desde Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes consideramos, que personas así no deberían estar capacitadas para la enseñanza. ¿Qué clase de valores nos van a enseñar? Por ello exigimos que se estudie, en particular, cada caso de violencia y acoso machista dentro de las aulas y que se pongan sanciones ejemplarizantes que acaben con esta lacra de una vez por todas. En este caso exigimos al rectorado de la Universidad de Oviedo que deje de mirar para otro lado y exigimos la inhabilitación laboral inmediata de este personaje.

Por otro lado es cada vez más evidente la urgencia de que la educación sexual y los valores feministas, de igualdad entre hombres y mujeres, se incluyan desde los primeros años de educación pasando por la enseñanza media y la universidad. Y por ende, que se puedan evitar este tipo de comportamientos machistas.

Esta concentración en la que hemos participado es un primer e importante paso, pero sabemos que la clave es continuar la movilización y señalar a los machistas, acosadores y maltratadores que no nos dejan ser libres. Queremos hacer un reconocimiento desde aquí a todas esas alumnas que han denunciado a este profesor acosador y permitido con su ejemplo que se conozca lo que sucede dentro de las cuatro paredes del aula en las que hasta ahora se ha escondido. Arranca un curso de lucha contra el machismo y el patriarcado capitalista. ¡Vamos a acabar con el sistema patriarcal en todas sus formas dentro y fuera de las aulas!

Volver