Libres y Combativas · Izquierda Revolucionaria · Sindicato de Estudiantes

¡El 15E todas y todos a las movilizaciones!

Descarga nuestra hoja aquí

El 3 de diciembre decenas de miles de trabajadores y jóvenes andaluces llenamos las principales ciudades de nuestra comunidad contra Vox y el bloque reaccionario de derechas.

Dejamos claro que vamos a dar la batalla a un gobierno franquista y machista que, como ya han anunciado PP, Cs y Vox en su alianza para investir a Juanma Moreno (PP), intentará arrebatarnos más derechos democráticos y degradar nuestras condiciones de vida para defender la privilegios de los empresarios y los señoritos de siempre.

Por eso llamamos a la juventud, a los trabajadores y trabajadoras, y a todos los sectores oprimidos y golpeados por el sistema, a participar nuevamente en las movilizaciones convocadas para este 15 de enero, y defender un feminismo revolucionario y anticapitalista.

Un gobierno de derecha extrema

Vox ha insistido desde el principio en un discurso reaccionario sin filtro ni disimulo, concretado en las exigencias que han puesto encima de la mesa para que sus 12 diputados apoyasen el pacto alcanzado por PP y Cs, y que el partido de Pablo Casado ha aceptado con entusiasmo.

La investidura de este gobierno de derecha extrema se hace sobre la base de un ataque frontal contra los derechos de las mujeres trabajadoras, el intento de anular las ayudas a las víctimas de violencia machista, un discurso homófobo y el endurecimiento de la legislación racista para expulsar a 55.000 inmigrantes de Andalucía. Además se aumentan los recortes sociales que perjudican a la mayoría de la población, y se amplía la privatización de la educación y la sanidad públicas en beneficio de las grandes empresas privadas.

Reflejando el ADN franquista de estos partidos, el acuerdo propone una exaltación del nacionalismo españolista, la liquidación de la ley de memoria histórica y cualquier reparación a las víctimas de la dictadura, además de una legislación casposa para proteger la tauromaquia y la caza. No falta ningún detalle.

Ciudadanos y Albert Rivera han intentado aparentar distancia con el acuerdo, pero no engañan a nadie. Conocían al dedillo las negociaciones y las aceptan completamente, pues ninguna de las medidas firmadas contradice su programa. No hay que olvidar que en las elecciones de 2015 Albert Rivera defendía exactamente lo mismo que hoy propone la formación de ultraderecha: “acabar con la asimetría penal por cuestión de sexo” de la Ley contra la Violencia de Género, e “igualar las penas con independencia del sexo del agresor”.

La coincidencia ideológica del bloque PP-Cs-VOX no es ninguna casualidad. El Partido Popular es el heredero directo del franquismo y Cs ha sido la alternativa financiada por el IBEX 35 a un PP acosado por la corrupción. Ambas son las herramientas políticas de la patronal y del sistema capitalista y patriarcal para mantener su orden social y sus privilegios. La única diferencia es que VOX cree que defender de forma desafiante un discurso abiertamente racista, machista y franquista, que tanto el PP como Cs comparten, le permite aumentar su influencia.

Todo esto viene a aclarar un aspecto fundamental: PP, Cs y Vox forman parte de un mismo bloque reaccionario. Los intentos de la dirección del PSOE, y de líderes de Unidos Podemos que tratan de diferenciar entre la derecha “democrática” y la “extrema”, no es más que un intento de blanquear a la reacción española, que comparte una misma tradición y un objetivo común de atacar los derechos laborales, sociales y democráticos que tantos años de lucha nos costó conquistar.

Las políticas privatizadoras y los recortes de Susana Díaz han asfaltado el camino a la derecha

Aunque la dirección PSOE pretenda presumir de “feminista” y defensor de lo público en Andalucía, desde 2012 sus políticas han recortado 4.600 millones de euros en educación, sanidad y otros servicios sociales esenciales, por no hablar de la corrupción escandalosa que les ha salpicado.

Entre 2012 y 2017 el tijeretazo a la ley de dependencia, que ha atado a decenas de miles de mujeres a las cadenas del cuidado de familiares dependientes, ha sido de 650 millones.

En el terreno de la lucha contra la violencia machista no hay mejores cifras: sólo un 0.5% de las víctimas obtienen ayudas en Andalucía, 121 mujeres en 2015 de un total de las 26.668 que denunciaron por maltrato. Estas políticas son la causa de que la violencia contra las mujeres también sea sistémica en Andalucía, y que la justicia patriarcal y franquista que se imparte en nuestra comunidad ampare igual que en el resto del Estado a violadores y maltratadores.

El PSOE ha gobernado Andalucía casi 40 años, pero los trabajadores y la juventud, hombres y mujeres oprimidos por nuestra condición social, hemos padecido el desempleo de larga duración, los salarios miserables, la precariedad y se nos ha desahuciado exactamente igual que en otros territorios donde gobierna la derecha. También el PSOE de Andalucía se ha caracterizado por su discurso nacional españolista.

Sobre estos antecedentes, y apoyándose en una frustración social que ha generado escepticismo y una gran abstención entre capas de la población más humilde, la demagogia de la ultraderecha ha capitalizado la desesperación de sectores muy golpeados por la crisis, fusionando lo más abyecto de los prejuicios racistas y machistas con el españolismo y el odio más mezquino hacia el pueblo catalán.

Por eso mismo rechazamos el planteamiento de los dirigentes parlamentarios de la izquierda, que culpan a la gente corriente de lo ocurrido para escurrir el bulto de sus responsabilidades políticas.

Levantar una alternativa revolucionaria: hacia la Huelga General el 8M

No es casualidad que la derecha arremeta tan duramente contra nuestros derechos desde el minuto uno. Las mujeres de la clase trabajadora y las jóvenes hemos protagonizado una masiva huelga general el 8 de marzo del año pasado que ha inspirado a millones. Hemos desenmascarado a la justicia machista, clasista y franquista ante cada sentencia favorable a los violadores de La Manada, contra las temporeras de Huelva o Juana Rivas. El pasado 14 de noviembre más de un millón de estudiantes salíamos a la huelga contra el machismo en las aulas y por una educación sexual inclusiva, y en septiembre más de 400 mujeres reunidas en el Encuentro de Gijón de la Comisión 8M decidimos volver a convocar huelga general feminista de 24 horas en centros de trabajo y estudio para el 8 de marzo de 2019.

Las movilizaciones de este 15 de enero deben ser un paso importante en la lucha contra la derecha. Un proceso de movilización que tiene que ir a más, y que debe pasar por un 8 de marzo en el que las direcciones de CCOO y UGT dejen de mirar a otro lado y convoquen seriamente a la huelga general de 24 horas. Este es el camino para derrotar a la reacción en todas sus variantes, frenar todos los recortes y defender los intereses de las mujeres y del conjunto de la clase trabajadora y la juventud.

¡Únete a Libres y Combativas y construye feminismo revolucionario y anticapitalista!

Martes 15 de enero 12h

Parlamento de Andalucía

 

Martes 15 de enero 19h 

Cádiz: Plaza de San Juan de Dios

Málaga: Plaza de la Constitución

Córdoba: Plaza de las Tendillas

Sevilla: Plaza Nueva

Jaén: Subdelegación de gobierno

Granada: Delegación de educación

Almería: Plaza del Educador

Huelva: Plaza de la Constitución

 

Barcelona: Plaça Sant Jaume

Madrid: Puerta del Sol

Murcia: Plaza Belluga

Albacete: Plaza Altozano

Mérida: Plaza de España

Salamanca: Plaza de la Constitución

Guadalajara: Subdelegación de Gobierno

Volver

LyC-8.jpg

Descarga nuestro periódico en castellano · català · euskera

 

IR

SE

Rosa

Rosa