Izquierda revolucionaria · Libres y Combativas · Sindicato de Estudiantes

El pacto del bloque reaccionario del PP, Cs y Vox para gobernar Andalucía ha provocado una respuesta inmediata: Este 15 de enero decenas de miles de mujeres trabajadoras y jóvenes hemos llenado las calles de las capitales andaluzas y del resto de los territorios para defender nuestros derechos democráticos, combatir la violencia machista y la justicia patriarcal, y denunciar el españolismo racista de estos franquistas ¡Nos vais a tener enfrente, sin tregua ni descanso!

En una gran demostración de fuerza, abarrotamos las principales arterias de Galiza, Asturias, Euskal Herria, Catalunya, el País Valencià o la Puerta de Sol en Madrid en la que apenas cabía un alfiler. En Sevilla la jornada de movilización comenzó por la mañana frente al Parlamento, coincidiendo con la sesión de investidura a Juanma Moreno, y continuó por la tarde con concentraciones de decenas de miles en las ciudades andaluzas.

Esta respuesta de las trabajadoras y trabajadores, que contó con el apoyo de numerosos colectivos feministas y organizaciones de la izquierda combativa, marca un punto de partida para ampliar y extender la movilización contra la reacción. Las compañeras y compañeros de Libres y Combativas, del Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria estuvimos en la vanguardia de esta acción, explicando la necesidad de levantar una gran huelga general feminista que paralice los centros de estudio y el conjunto de la actividad económica y social. Debemos aumentar el gran éxito del 8M de 2018.

Como hemos dejado clara una y otra vez, la única manera de acabar con la opresión y la violencia machista que este sistema clasista y sus defensores ejercen contra las mujeres y contra nuestra clase es mediante la organización y la lucha. La huelga general feminista del 8 de marzo es una jornada crucial por nuestra liberación. Sabemos muy bien que todas nuestras conquistas las hemos ganado peleando y sabemos también la herramienta tan poderosa que es la huelga general para dejar claro que somos la clase trabajadora y la juventud quienes tenemos la capacidad de parar el proceso productivo.

Una huelga que también debe servir para remarcar el tipo de feminismo anticapitalista que necesitamos, y desenmascarar los intentos del sistema, de sus políticas y empresarias, por aguar nuestra lucha y disolverla en el postureo feminista de las élites.

Este 8 de marzo pararemos de nuevo para poner la máxima presión sobre el gobierno del PSOE y que nuestras reivindicaciones se hagan realidad, dejando muy claro a la derecha que no vamos a dar un solo paso atrás. Desde Libres y Combativas, el Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria, llamamos a toda la juventud y a toda la clase obrera, mujeres y hombres, a la huelga general y llenar las calles y plazas de todo el Estado. Exigimos también a las y los dirigentes de CCOO y UGT que se dejen de paros simbólicos de 2 horas y no den la espalda a nuestro movimiento. Tienen una obligación con la lucha ejemplar de las mujeres y las jóvenes de la clase trabajadora, y deben organizar la huelga general de 24 horas en todas las empresas.

No hay excusas que valgan en una batalla esencial por la libertad y la igualdad, contra los recortes y la austeridad, y por acabar con cualquier forma de opresión de clase, raza o género.

¡Únete a Libres y Combativas!

¡Construye con nosotras el feminismo revolucionario y anticapitalista, para frenar a la derecha y luchar por el socialismo!

Volver

LyC 9

Descarga nuestro periódico en castellano · català · euskera

 

IR

SE