Mientras el Ayuntamiento de Madrid anuncia que el 8-M iluminará su fachada de violeta, el blanco y negro sigue dominando su interior.

El Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo (dirigida por Marta Higueras) ha decretado unos servicios mínimos que suponen un atentado directo contra el espíritu de la huelga feminista de este 8 de Marzo. Por ejemplo, en servicios como el de Ayuda a Domicilio o los centros de día y recursos residenciales para mayores, ha decretado unos servicios mínimos del 100%, impidiendo de facto el derecho a huelga precisamente en los sectores más feminizados y directamente vinculados al mundo de los cuidados (y por tanto los más precarios) de sus servicios públicos. El cinismo de esta situación no tiene límites, ya que mientras se llenan la boca de feminismo, invisibilizan a las trabajadoras que cuidan y atienden a las personas más vulnerables de nuestra sociedad. Si de verdad esta decisión se tomara por la preocupación por el bienestar de las usuarias, el Área de Equidad no permitiría que estos servicios siguieran ni un minuto más en manos de empresas parasitarias de los fondos públicos, como CLECE o ASISPA, que hacen negocio de la precariedad laboral y de la deficiente calidad del servicio prestado.

En el marco de la huelga feminista del 8 de Marzo, CCOO y CO.BAS convocan al sector de la Intervención Social madrileño a concentrarse a las 10 en el Área de Equidad (Paseo de la Chopera, 41) y a las 13:30 en la Consejería de  Política Social y Familia (c/ O´Donnell, 50), para señalar a unas administraciones que han renunciado a acabar con la precariedad laboral y a prestar unos servicios públicos de calidad precisamente en un sector compuesto mayoritariamente por mujeres y que atiende mayoritariamente a mujeres. Desde Libres y Combativas apoyamos las reivindicaciones de las profesionales de la Intervención Social y exigimos la gestión directa de todos los servicios sociales y sociosanitarios como paso necesario en la lucha contra las violencias machistas

Volver