En la mañana de hoy 26 de julio, Susana Guerrero se sienta de nuevo en el banquillo de los acusados en los juzgados de Talavera de la Reina. El gran delito de Susana es proteger a su hija de los abusos de su padre, quien ya abusó de la propia Susana y que fue condenado por violencia de género en el año 2008.

En esta ocasión es la fiscalía quien pide prisión para Susana por haber incumplido el régimen de visitas según el cual debía dejar a su hija en manos de su maltratador. Lamentablemente el caso de Susana no es único sino que refleja una realidad a la que tantas mujeres se enfrentan diariamente y en la que el sistema judicial machista y patriarcal se dedica a torturar, a culpabilizar y a pedir la retirada de la custodia a madres que se niegan a entregar a sus hijos a manos de pederastas, maltratadores y violadores. Ni siquiera es sólo la falta de protección de las víctimas - en estos casos mujeres y niños - sino la persecución de las mujeres que se rebelan ante esta realidad y actúan con el único objetivo de proteger a sus hijas e hijos de un auténtico calvario. Muchas conocemos el caso de Juana Rivas que muestra a la perfección el carácter de este sistema judicial que presenta el mundo al revés: a las víctimas como verdugos y a los verdugos como víctimas.

Desde Libres y Combativas queremos mostrar todo nuestro apoyo a Susana, que es un verdadero ejemplo de fuerza, determinación y lucha por los derechos de las mujeres. Denunciamos la escandalosa actitud de la fiscalía, que es absolutamente inaceptable y llamamos a todas las activistas y colectivos sociales, de la izquierda y de la lucha feminista a apoyar a la compañera Susana. Ella está librando una batalla no solamente en defensa de los derechos de su hija sino de todas las mujeres que se enfrentan a esta terrible realidad. No nos cansaremos de decirlo: ¡ningún maltratador puede ser un buen padre! ¡Basta ya de justicia patriarcal! Y seguiremos peleando en las calles para acabar con esta realidad.

¡Susana, no estás sola!
¡Basta ya de justicia patriarcal!

Volver