Galería de fotos y vídeos

Al grito de “ni una menos” o “nos queremos vivas”, decenas de miles de jóvenes y trabajadoras llenamos las calles y plazas de decenas de localidades ayer por la noche contra la violencia machista y la justicia patriarcal. Más de 7.000 personas en la Puerta del Sol, 3.000 en Barcelona, cientos más en Málaga, Gijón, Sevilla, Tenerife o València… hemos exigido el fin de los asesinatos machistas y nos hemos solidarizado con las víctimas y sus familias.

Los datos son desoladores. En lo que llevamos de 2021, 38 mujeres han sido asesinadas según Feminicidio.net. de Feminicidio.net. Y estos meses se han disparado: 10 en mayo, 6 en el mes de junio y 7 niños y niñas asesinados por sus progenitores. Los últimos casos que hemos conocido son una muestra de la terrible realidad que supone esta lacra para las mujeres: Rocío Caíz, de 17 años y madre de un bebé de cuatro meses, asesinada y descuartizada por su exnovio. Las pequeñas Olivia y Anna, de seis y un año respectivamente, secuestradas desde hacía más de un mes por su padre y encontradas sin vida en el mar de Tenerife tras asesinarlas para seguir maltratando y golpeando a su madre.

Además de las víctimas mortales, esta semana hemos vuelto a ver como la justicia patriarcal y el aparato del Estado, con sus leyes y sentencias, siguen amparando la violencia contra nosotras: Juana Rivas ingresaba en prisión condenada a una pena de dos años y medio de cárcel por proteger a sus hijos de su agresor. O asesinadas o condenadas. Este es el mensaje que nos envía una vez más este sistema podrido.

La rabia y la indignación que se respiró ayer en las concentraciones y protestas era más que visible. “No estamos todas faltan las asesinadas”, “el machismo es terrorismo”, “si tocan a una nos tocan a todas” o “ningún maltratador es un buen padre”, fueron algunas de las consignas que cantamos sin parar desde las 22h hasta casi la media noche. Las compañeras de Libres y Combativas estuvimos en primera línea alzando nuestra voz contra una violencia estructural que nos humilla, agrede y asesina, y levantando la bandera de la lucha contra el machismo y el sistema que lo sustenta: el sistema capitalista.

La verdadera fuerza del movimiento feminista reside en las calles. Así tumbamos sentencias machistas, así levantamos huelgas feministas históricas. Los tribunales, los machistas y fascistas nos siguen declarando la guerra. Las feministas revolucionarias y combativas les respondemos con nuestra rabia y nuestra lucha. Por todas las compañeras que ya no están, por las que somos golpeadas por el machismo en todos los ámbitos de nuestra vida, ni un paso atrás.

¡Ni una menos, vivas nos queremos!

Volver

IR

SE

201008_3.jpg

  Adquiere aquí esta publicación