Ana Frailes · Libres e Combativas Galiza

A finales de septiembre el Juzgado de Instrucción número 1 de Viveiro intentó nuevamente dar por finalizado el proceso judicial iniciado por las víctimas del caso de los vídeos de la Maruxaina, archivando el caso e invalidando todos los recursos interpuestos por las afectadas. Este segundo despido, además de una vergüenza, es un recordatorio del servicio que la justicia presta al patriarcado, que nunca podremos dar por sentados nuestros derechos, y mucho menos dejarlos en manos de instituciones heredadas de Franco y abanderadas por el conservadurismo más reaccionario.

En agosto de 2019, más de ochenta mujeres fueron registradas orinando sin su consentimiento durante la celebración de la fiesta popular de A Maruxaina, en San Cibrao. El hecho de que tanto sus rostros como sus genitales aparecían en los videos no fue conocido por las víctimas hasta un año después, cuando el caso fue llevado ante la justicia, pero también cuando las imágenes ya habían sido difundidas a través de diversas redes, así como subidas a plataformas pornográficas y, por tanto, se convertían en una fuente de beneficios económicos para el autor.

¿Cuál ha sido la respuesta de la Corte de Viveiro a este despreciable acto? Negar la existencia de un delito, alegando que el concepto de violación de la privacidad no puede aplicarse a imágenes tomadas en la vía pública, como si estar en la calle anulara el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo o convertirlo en un bien público. ¡Increíble!

Como era de esperar, la primera sentencia se encontró con una fuerte respuesta, tanto en las calles, que en abril se llenaron de gente exigiendo justicia para las víctimas, como en los tribunales, a través de un recurso de apelación que ahora es rechazado bajo los mismos argumentos sexistas e inaceptables.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Viveiro podrá pretender terminar con este caso escandaloso, pero desde luego, nada de esto ha terminado. Si nuestros derechos son violados por quienes gozan de la autoridad para decidir sobre ellos, otorgada por un sistema clasista retrógrado que nos quiere sumisos y tranquilos a toda costa... la lucha continúa.

Desde Libres y Combativas queremos transmitir nuestra solidaridad a todas las víctimas de este deplorable caso que la justicia se esfuerza por considerar lícito, así como recordar la necesidad de unirnos en la lucha, para hacer de la alianza una estrategia revolucionaria. La solidaridad y la movilización son nuestras únicas garantías.

Frente a sus sentencias reaccionarias, frente al aparato del Estado represor, siempre nos quedará la lucha y la organización. Nos quieren sumisas, nos tendrán libres y combativas.

***

Segundo sobresemento do caso da Maruxaina (San Cibrao). A xustiza patriarcal volve atacar os nosos dereitos

A finais de setembro, o Xulgado de Instrución n° 1 de Viveiro tenta de novo dar por rematado o proceso xudicial iniciado polas vítimas do caso dos vídeos da Maruxaina, arquivando a causa e invalidado todos os recursos interpostos polas afectadas. Este segundo sobreseimento, ademais dunha vergonza, é un recordatorio do servizo que a xustiza presta ao patriarcado, de que nunca poderemos dar por sentado os nosos dereitos, nin moito menos deixalos en mans dunhas institucións herdeiras do franquismo e abandeiradas do conservadurismo máis reaccionario.

En agosto de 2019, máis de oitenta mulleres foron gravadas ouriñando sen o seu consentemento durante a celebración da festa popular da Maruxaina, en San Cibrao. O feito de que tanto as súas caras coma os seus xenitais aparecesen recollidos nos vídeos non sería coñecido polas afectadas até un ano despois, momento no que se poría o caso en mans da xustiza, pero tamén no que as imaxes xa foran divulgadas a través de diversas redes, así coma subidas a plataformas pornográficas e, por tanto, convertidas nunha fonte de beneficios económicos para o autor.

Cal sería a resposta do Xulgado de Viveiro ante este acto despreciábel? Negar a existencia dun delito, alegar que o concepto de vulneración da intimidade non pode ser aplicada a imaxes tomadas na vía pública—coma se estar na rúa anulase o dereito a decidir sobre o noso corpo ou o convertise nun ben público. Incríbel!

Como era de esperar, a primeira sentenza atoparíase cunha reacción contundente, tanto nas rúas, que no mes de abril se encheron de persoas a reclamar xustiza para as vítimas, coma no plano xudicial, mediante un recurso que é agora rexeitado baixo os mesmos argumentos machistas e inaceptábeis.

Pode que o Xulgado de Instrución número 1 de Viveiro dea todo por acabado dende a comodidade de manter as súas ideas retrógradas, mais nada disto acabou. Se os nosos dereitos son vulnerados por quen goza da autoridade para decidir sobre eles, outorgada por un sistema retrógrado e clasista que nos quere submisas e tranquilas a toda costa... a loita continúa.

Desde Libres e Combativas queremos trasladar a nosa solidariedade a todas as vítimas deste caso deplorábel que a xustiza se empeña en considerar lícito, así como recordar a necesidade de unirnos na loita, de facer da alianza unha estratexia revolucionaria. A solidariedade e a mobilización son as nosas únicas garantías.

Ante as súas sentencias reaccionarios, ante o aparato opresivo do estado, estarán sempre as consignas revolucionarias, as manifestacións. Cando esperen de nós obediencia, terannos libres e combativas.

Volver

IR

SE

201008_3.jpg

  Adquiere aquí esta publicación