GALERÍA FOTOS Y VÍDEOS

En la mañana de este 8 de marzo, más de dos millones de jóvenes hemos secundado la huelga estudiantil feminista convocada por el Sindicato de Estudiantes y Libres y Combativas, y ¡más de 100.000! hemos participado en las decenas de manifestaciones que han recorrido numerosas ciudades del Estado español. Es un éxito rotundo de la determinación de la juventud en su lucha incansable contra la violencia machista del sistema, contra la justicia patriarcal, la extrema derecha y la transfobia.

40.000 manifestantes en Barcelona abarrotando las principales arterias de la ciudad, más de 15.000 en Madrid desde la Puerta del Sol, 10.000 en Valencia, en Euskal Herria más de 8.000 en Bilbo, 1.000 en Donosti y más de 700 en Gazteiz manifestándose en un ambiente combativo, lo mismo que en las capitales andaluzas, con 5.000 en Sevilla, 2.000 en Málaga, y miles más en Cádiz, Granada, Almería, El Ejido, Córdoba, Huelva, en las marchas de Alicante Elche, Tarragona, A Coruña, Vigo, Ávila, Gijón, Oviedo y otras localidades…

Las manifestaciones han sido encabezadas por pancartas con el lema “Contra el machismo, la LGTBIfobia y el fascismo, ¡Feminismo revolucionario!”, “Abolición de la prostitución”, y miles de carteles hechos a manos por las participantes denunciando la violencia cotidiana, las injusticias que sufrimos bajo el capitalismo.

Con la huelga estudiantil feminista de hoy - tras dos años de pandemia y de un boicot consciente hacia esta convocatoria por parte de los medos de comunicación -, las compañeras de Libres y Combativas, del Sindicato de Estudiantes y de Izquierda Revolucionaria hemos demostrado que sí se puede luchar masivamente contra la derecha, que sí se puede levantar un feminismo de clase, solidario e internacionalista, que el feminismo o es anticapitalista, o se asimila al sistema y se convierte en un medio para garantizar la paz social, de la que solo sacan provecho nuestros opresores.

Las y los jóvenes hemos vuelto a demostrar que tenemos la fuerza necesaria para derrotar con contundencia la ofensiva desplegada contra nuestros derechos por el integrismo católico, el PP y la extrema derecha de VOX, y por los tribunales llenos de reaccionarios que amparan a nuestros maltratadores. Tenemos el poder para enfrentar el veneno de la LGTBIfobia y el machismo, pero solo la lucha nos hará libres.

También, como no podría ser de otra manera, en las manifestaciones ha habido espacio para denunciar la guerra imperialista en Ucrania. Desde Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes hemos rechazado contundentemente la invasión militar decidida por Putin, y exigimos la inmediata retirada de las tropas rusas de Ucrania, a la vez que hemos dicho alto y claro que la OTAN, EEUU y la UE son completamente responsables de los acontecimientos que hoy se viven en ese país. Como señalaban nuestras pancartas: ¡No a la guerra imperialista en Ucrania! ¡Ni OTAN ni Putin! ¡El problema es el capitalismo!

Las calles han sido un clamor contra la violencia machista y contra la justicia patriarcal que sigue protegiendo a los agresores con sentencias infames. Miles de voces se han alzado para denunciar que son muchas las mujeres pobres y niñas que siguen siendo víctimas de la trata, la pornografía y los vientres de alquiler, exigiendo la abolición de la prostitución. También hemos manifestado nuestra indignación ante el hecho de que derechos como al aborto sean negados sistemáticamente en la sanidad pública.

Al mismo tiempo hemos señalado con claridad que el Gobierno PSOE-UP ha renunciado a poner fin a los recortes sociales, a acabar con la precariedad que afecta de forma especialmente grave a las mujeres trabajadoras, aprobando una reforma laboral que deja intactos los instrumentos con los que cuentan los empresarios para poder seguir intensificando la explotación y la discriminación de la mujer trabajadora.

Hemos señalado que este Gobierno ha dado sobradas muestras de que no tiene la más mínima intención de enfrentarse al poder de la Iglesia, que se niega a implantar una asignatura de educación sexual inclusiva y obligatoria, que rehúsa tocar los negocios de los proxenetas, etc.

Desde Libres y Combativas, el Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria sabemos muy bien, y hemos vuelto a insistir en este 8 de marzo, que no podemos conformarnos ni con proyectos de Ley, ni con asientos ministeriales. ¡Tenemos que ser claras! Todas estas renuncias son el resultado de abandonar un programa anticapitalista y la movilización en la calle. De esta forma, si se aboga por la paz social es inevitable que sea la derecha la que tome la iniciativa.

Una vez más miles de mujeres, a lo largo y ancho de todo el Estado español hemos vuelto a dejar claro que la lucha feminista es antifascista, antirracista y anticapitalista y que en nuestra bandera está también inscrita con grandes letras, la pelea por los derechos de las personas trans y el conjunto del colectivo LGTBI.

¡Viva la lucha de la mujer trabajadora! ¡Viva el 8 de marzo combativo! ¡Viva el feminismo revolucionario y anticapitalista!
¡Únete al Sindicato de Estudiantes y a Libres y Combativas!

Mítin Coral Latorre, secretaria general Sindicato de Estudiantes

Volver

LyC 14 castellano cubierta

cast | cat | eusk | gal

IR

SE

portada mujeres revolucion rgb

  Adquiere aquí esta publicación