Contra la violencia machista, la movilización es el único camino

Hoy a las 20h. todos y todas a la concentración en Plaza de la Escandalera

Ayer por la tarde la joven Erika, estudiante de 14 años del IES La Ería de Oviedo, era brutalmente asesinada en su propio edificio por un vecino que la acosaba. A falta de conocer más datos no hay lugar a dudas de que nos encontramos ante un nuevo y salvaje asesinato machista, la víctima número veinticinco de esta insoportable lacra en lo que va de año.

Desde Libres y Combativas, el Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria queremos trasladar todo nuestro apoyo, nuestro calor y respetuoso afecto a la familia de Erika, a sus amigos y amigas, a sus conocidos y conocidas. Os acompañamos en este profundo dolor y os decimos que no estáis solos, no estáis solas. Cada vez que la violencia machista arrebata una vida, todas las mujeres trabajadoras, todas las jóvenes nos sentimos heridas y golpeadas. Lamentablemente sabemos que podríamos haber sido cualquiera de nosotras, porque la violencia machista nos persigue y nos rodea día a día. Por eso decimos alto y claro que cuando tocan a una nos tocan a todas y que nosotras no olvidamos.

Hace solo unas semanas, el pasado 8 de marzo, millones inundamos las calles para decir ¡Basta ya! Después de dos años terribles, donde nuestras condiciones de vida no han hecho más que empeorar y nos han vuelto más vulnerables si cabe ante todas las formas de violencia machista, volvimos a dejar claro que nuestra fuerza y nuestra rabia contra este sistema que permite y ampara la violencia contra nosotras llegando a arrebatarnos la vida, es muy poderosa, y que no vamos a permanecer pasivas. Tanto los asesinos machistas, como quienes les amparan y alimentan desde tribunas e instituciones nos tendrán siempre enfrente hasta echar abajo este sistema.

Sabemos que los acosadores, los violadores y los asesinos son los culpables de estos crímenes, pero también sabemos que esto sucede porque se permite y hasta se alienta.

Cada vez que la derecha y la extrema derecha niegan la violencia machista, la promueve y alimenta. Cada vez que la justicia patriarcal dicta sentencias irrisorias, cuando no absolutorias, hacia nuestros agresores, nos ponen a los pies de los caballos, nos dejan indefensas ante nuevos asesinatos. Cada vez que nos preguntan “cómo íbamos vestidas”, si “cerramos bien las piernas” o “por qué íbamos solas o con mini falda” nos están culpando de los crímenes que se cometen contra nosotras.

Y cuando ya no tenemos voz para denunciar, porque nos la han arrebatado, la pesadilla sigue para nuestras familias y amigos. Por eso decimos alto y claro que no aceptamos este sistema y su justicia patriarcal, porque responsable no es solo el que empuña el cuchillo, sino quien desde las instituciones y el aparato judicial lo consiente constantemente.

En las últimas horas hemos visto minutos de silencio y escuchado muchas declaraciones de condena, pero las palabras no valen nada si no van acompañadas de hechos. ¿Qué medidas se van a tomar? ¿Se va a depurar el aparato judicial de los machistas que absuelven asesinos y violadores y meten en la cárcel a madres como Juana Rivas? ¿Se va a acabar con la precariedad laboral y la pobreza de millones de mujeres que no pueden escapar de la violencia en sus hogares ni proteger a sus familias? ¿Se va a ofrecer vivienda y trabajo dignos a las víctimas? ¿Se va a implantar de una vez una asignatura de educación sexual y feminista en los centros de estudio? Porque no estamos escuchando absolutamente nada de esto, y mientras no se tomen medidas reales, la violencia machista que acaba con nuestras vidas va a continuar. Esta es la realidad.

Hoy sentimos mucho dolor, pero no vamos a permitir que este dolor nos paralice y nos lleve a quedarnos en casa, a resignarnos. Por eso vamos a salir a las calles y convertir esa rabia, esa indignación e impotencia insoportables en una fuerte y poderosa voz de denuncia contra este sistema que nos quiere machacar. No lo vamos a permitir. Hoy somos la voz de Erika y de todas las que ya no están, pero también de las que queremos seguir estando. Nuestras vidas importan y las vamos a defender. Basta ya de palabras, queremos hechos. ¡Ya está bien! Vivas nos queremos. ¡Ni una menos!

Esta tarde todos y todas a la concentración a las 20h en La Escandalera.

Volver

LyC 14 castellano cubierta

cast | cat | eusk | gal

IR

SE

portada mujeres revolucion rgb

  Adquiere aquí esta publicación