¡Así no se defiende la salud pública, así se hace la campaña a Vox y al PP!
 
En una nueva escalada de totalitarismo y ataques a la libertad de expresión y manifestación, el Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, que también es secretario general del PSOE madrileño, ha decidido prohibir todas las concentraciones y manifestaciones comunicadas para el 8 de marzo. Se trata, sin lugar a dudas, de una brutal agresión al movimiento feminista y las libertades públicas en tiempos de pandemia, y muestra la lamentable sintonía que existe en la Comunidad de Madrid entre el PSOE y el discurso del PP y de Vox.

Una vez más nos quieren tomar por idiotas. El argumento que utiliza el Delegado del Gobierno es que así se protege la salud pública. ¡Increíble! En la Comunidad de Madrid Díaz Ayuso se ha estado riendo del Gobierno central todo lo que ha podido y más. Ha adoptado una política completamente criminal durante la pandemia: los centros de mayores privatizados se convirtieron en mataderos durante la primera ola, no ha invertido un euro en la sanidad pública —como tampoco lo ha hecho el Gobierno central—, mantiene la actividad comercial y económica a pleno rendimiento, y encima recibe aplausos por ello.
 
Todas y todos podemos ver cada día como el metro está abarrotado cuando nos desplazamos a nuestros puestos de trabajo, como los bares y terrazas están llenos de público sin que se cumplan las medidas de seguridad. Pero el problema ahora es que el movimiento feminista se movilice, aunque lo haga respetando distancias y con mascarillas, e incluso limitando el aforo de asistencia.
 
Este Delegado del Gobierno de Madrid es el mismo que hace unas semanas legalizó una manifestación nazi donde se exaltó el holocausto contra el pueblo judío y se profirieron gritos y consignas fascistas. También es el mismo que mandó a los antidisturbios a reprimir salvajemente a los jóvenes que nos manifestábamos pacíficamente en la Puerta del Sol por la libertad de expresión y del rapero Pablo Hasél. Y ahora, haciendo suyo el discurso de criminalización contra el movimiento feminista que lanza un día sí y otro también la ultraderecha, da un paso al frente e intenta prohibir TODAS las concentraciones del 8M. ¡No lo vamos a permitir!

La decisión del Delegado del Gobierno, y del PSOE, además de sentar un precedente por el que se colarán nuevas agresiones a las libertades democráticas, tiene también otros objetivos evidentes. Justo en el momento en que la crisis de la monarquía se hace más insostenible, la corrupción del rey emérito muestra que ni la justicia ni hacienda son iguales para todos, cuando las infantas se vacunan en sus viajes a Abu Dabi, y el descontento de la juventud y de amplios sectores de la población es mayúsculo, se pretende imponernos una mordaza y se nos amenaza con el palo.
Se trata de que la crítica no aflore. Que el rechazo a las cerca de 100.000 muertes por la pandemia, a los cientos de miles de despidos, a las decisiones machistas y autoritarias del Consejo General del Poder Judicial, a la precariedad extrema y la pobreza creciente se contenga y se oculte. Ayer le tocaba a la juventud, criminalizada por una campaña deshonesta y manipuladora. Hoy le toca al movimiento feminista, al que poco menos se le acusa de ser la causante de propagar la Covid, como hacen desde Vox. Y todo esto diseñado por el PSOE y jaleado por toda la escuadra mediática.
 
Es así como se asfalta el camino a la ultraderecha y se le permite seguir envalentonada y a la ofensiva. Exigimos a Pablo Iglesias, Irene Montero y a Unidas Podemos que rechacen públicamente esta agresión totalitaria. No pueden avalar este atropello antidemocrático que sienta un precedente que se volverá contra toda la población que sufre la crisis. Llamamos a todos los sindicatos de clase, a los movimientos sociales y a la izquierda que lucha a levantar nuestra voz y no permitir que este discurso y estas medidas reaccionarias se impongan. Si no lo paramos, mañana darán nuevos pasos y prohibirán las huelgas o cualquier movilización con la excusa de que atenta a la “salud económica” y la “paz social”. 
 
Lo decimos alto y claro. ¡No vamos a aceptar de brazos cruzados este atropello! ¡Vamos a defender la democracia, la libertad de expresión y manifestación! ¡El 8M en Madrid a las 12h en la Puerta del Sol estaremos presentes, manteniendo las medidas de seguridad, para protestar contra la violencia machista, la represión y exigiendo nuestros derechos como mujeres!
 
¡Delegado de Gobierno en Madrid dimisión!
¡Viva el 8M de lucha y reivindicativo!

Volver

IR

SE

Bannerpoyoeconomico

201008_3.jpg

  Adquiere aquí esta publicación