¡Delegada del Gobierno dimisión!

Este sábado 200 nazis organizados se pasearon durante más de dos horas por Chueca al grito de "fuera maricas de nuestros barrios", "fuera sidosos de Madrid" y “Sieg Heil” mientras se paseaban una pancarta donde se podía leer “ni bandas latinas y MENAs”. En todo momento fueron protegidos por la Policía nacional, que una vez más actuó como el servicio de orden de los fascistas, con quienes no dudaron en intercambiar saludos y complicidad.

Es completamente inadmisible que mientras día sí día también la Delegación del Gobierno del PSOE en Madrid prohíbe manifestaciones de la izquierda o envía a la Policía a cargar contra la juventud –como sucedió en la manifestación de este verano contra el asesinato homófobo de Samuel– siga dando carta blanca a las manifestaciones neonazis.

Pero todavía es más indignante ver cómo, tanto la Delegación del Gobierno y el propio Gobierno central –y por supuesto el Partido Popular de la CAM– han echado balones fuera y se han lavado las manos ante este ataque contra los derechos LGTBI. Es decir, que después de un verano y un septiembre lleno de agresiones contra el colectivo, después del asesinato de Samu, después de la campaña criminal de la derecha y la extrema derecha que nos acusaban de que “la homofobia sólo existe en la cabeza de la izquierda” como dijo Díaz Ayuso… ¿200 nazis pueden ir a Chueca a amenazarnos durante más de horas, a gritarnos que nos van a matar por nuestra orientación sexual, y no hay ningún responsable? ¡Delegada de Gobierno DIMISIÓN ya!

Nos toman por imbéciles pero no lo somos. No vamos a permitir que estos energúmenos –que tanto añoran dictaduras sanguinarias– pretendan meternos de nuevo en el armario y en casa a golpes. El fascismo es una amenaza muy seria, ha quedado demostrado. Por eso también le decimos al Ministerio de Igualdad y a Unidas Podemos que la denuncia que han presentado ante la Fiscalía no es suficiente. No vamos a parar los pies a los nazis mediante las instituciones capitalistas y de la mano de una justicia que ha demostrado en muchas ocasiones que está podrida de franquistas, homófobos y machistas. La forma de terminar con la LGTBIfobia es levantando la bandera del ¡No pasarán! en las calles, mediante la movilización masiva de la juventud y la clase trabajadora.

¡Madrid será la tumba del fascismo!

 

Volver

IR

SE

201008_3.jpg

  Adquiere aquí esta publicación